La casa y el jardín

La casa es grande y acogedora, pintada de blanco como es costumbre en la región y renovada para proporcionar un alojamiento generoso (230 m), distribuido proporcionalmente entre las dos plantas. Está bien equipada y ofrece una decoración y amueblamiento sencillo que mantiene el carácter recio del edificio.
En la planta baja, la puerta delantera da al salón, el primero de los dos cuartos de estar, donde hay también una estufa de leña que se puede usar en invierno. Junto al salón se encuentra una cocina bien equipada desde la que se accede a un comedor con salida directa al jardín trasero. Dos de los dormitorios están también en esta planta (ambos tienen camas dobles y uno de ellos puede acomodar una cama plegable para un niño si es necesario), así como un cuarto de baño separado.
En el piso de arriba, las vigas originales están expuestas, dando al cuarto de estar superior una gran sensación de altura. Sus dos balconcitos dan al jardín trasero y tienen amplias vistas de las colinas circundantes, en su mayoría cubiertas de olivos. Una gran mesa de trabajo en una parte de la habitación y una acogedora área de descanso en otra, dan versatilidad y espacio suficiente para que pueda ser disfrutado por un buen número de personas. Existe también la posibilidad de instalar un separador si fuera necesario proveer espacio adicional para dormir. El tercer dormitorio doble, un amplio cuarto de baño con baño y ducha y un estudio de pintura se encuentran también en el piso superior. Está equipado con un caballete y mesa de trabajo para artista y está disponible por una pequeña cantidad extra. Si desea hacer uso de este estudio, no dude en consultarnos. Estaremos encantados de explicar las posibilidades de adaptación a sus necesidades.

El patio delantero se extiende a lo largo de la fachada y da a la calle, lo que permite asomarse, tras una aromática y tupida cortina de laurel, jazmín y rosas, a la cotidianidad de las gentes del lugar – ideal para disfrutar de la luz del sol de la tarde en los meses de frío y cobijarse a la sombra en los meses de verano.
El jardín trasero está completamente aislado del exterior y sus muros blancos están recubiertos de begonias, clemátides, pasiflora y solano. Los árboles frutales proporcionan un variado follaje que se mezcla con las esencias de la lavanda. Existen áreas cubiertas y descubiertas tanto en la terraza como en el jardín para sentarse y para divertirse jugando, leyendo, comiendo, pintando, durmiendo una siesta, haciendo yoga…para los niños, disponemos de una pequeña piscina desmontable para el verano.
Dispone de una cocina bien equipada, estufa de leña, lavadora, plancha y tabla de planchar, TV, DVD y equipo de música. A su disposición se encuentra también una cuna, una trona, un baño para bebés y una piscina hinchable para niños, si nos lo solicita. Puede con toda libertad hacer uso de los libros, CD, DVD, mapas y juguetes que hay en la casa.